Como desatascar un lavabo: Consejos y trucos para mantener tus tuberías limpias

Las obstrucciones en el lavabo pueden ser una molestia común en el hogar. Dos de las causas más comunes son la acumulación de cabello y los residuos de jabón y grasas de la piel. Existen remedios caseros que pueden ser útiles para desatascar un lavabo, como el bicarbonato de sodio y el vinagre, el agua caliente con detergente para platos, y el uso de una percha de alambre. También hay productos comerciales, como desatascadores químicos y de ventosa, que pueden ayudar.

Si no quieres probarlos todos, para comprobar que tu lavabo sigue atascado, puedes llamar a uno de nuestros profesionales fontaneros en Parla. Piénsalo, pero si insistes, hoy te vamos a contar algunos de los mejores trucos caseros para “intentar” solucionar el atasco de una tubería.

Nosotros desatascamos tu lavabo ¡¡Llámanos!!
Calcula cuánto te costaria contratar los servicios de un fontanero en Parla. Confía en nuestros profesionales, dinos que necesitas y recibe presupuestos gratis

Lavabo atascado

Causas y tipos de obstrucción del lavabo

Las obstrucciones en el lavabo pueden ser causadas por diferentes factores, siendo las más comunes la acumulación de cabello y los residuos de jabón y grasas de la piel. Estas obstrucciones pueden impedir el correcto flujo del agua, provocando molestias y dificultades en el uso diario del lavabo.

Acumulación de cabello

Uno de los principales causantes de obstrucciones en el lavabo es la acumulación de cabello. Durante el cepillado, la ducha o el lavado del cabello, los cabellos sueltos pueden ser arrastrados por el agua y terminar en la tubería del lavabo. Con el tiempo, estos cabellos se adhieren a las paredes de la tubería, formando un tapón que impide el paso del agua de manera eficiente.

Residuos de jabón y grasas de la piel

Los residuos de jabón y las grasas de la piel también contribuyen a la obstrucción del lavabo. Cuando nos lavamos las manos o el rostro, los restos de jabón y las grasas naturales de la piel pueden adherirse a las paredes de la tubería. Con el paso del tiempo, estos residuos se acumulan y forman un tapón que dificulta el drenaje adecuado del agua.

Es importante tener en cuenta estas causas para poder tomar medidas efectivas en el desatascado del lavabo. A continuación, te mostramos algunos remedios caseros y productos comerciales que pueden solucionar esta problemática y permitir un flujo de agua óptimo en el lavabo.

Realizamos pequeñas reparaciones de fontanería
Calcula cuánto te costaria contratar los servicios de un fontanero en Parla. Confía en nuestros profesionales, dinos que necesitas y recibe presupuestos gratis

Remedios caseros para desatascar un lavabo

Para evitar recurrir a productos comerciales, existen varios remedios caseros efectivos para desatascar un lavabo. A continuación, se describen tres métodos populares:

Bicarbonato de sodio y vinagre

  • Vierte media taza de bicarbonato de sodio por el desagüe del lavabo.
  • Agrega media taza de vinagre blanco.
  • Deja que la mezcla burbujee y actúe durante al menos 30 minutos.
  • Enjuaga el lavabo con agua caliente para eliminar los restos.

Agua caliente y detergente para platos

  • Hierve una tetera o una olla de agua.
  • Vierte el agua caliente directamente por el desagüe del lavabo.
  • Añade unas gotas de detergente líquido para platos.
  • Deja que el agua y el detergente actúen durante unos minutos.
  • Aclara el lavabo con agua caliente para finalizar.

Uso de percha de alambre

  • Desenrolla una percha de alambre y endereza el gancho del extremo.
  • Inserta el gancho en el desagüe del lavabo y muévelo suavemente.
  • Gira y tira de la percha para eliminar los posibles bloqueos.
  • Retira pelos u otros residuos que puedan quedar atrapados en el gancho.
    • Enjuaga el lavabo con agua caliente para asegurarte de que todo esté despejado.

Estos remedios caseros son una alternativa natural y efectiva para desatascar un lavabo obstruido. Si ninguno de estos métodos resuelve el problema, es posible que necesites recurrir a productos comerciales específicos o a un fontanero que se ocupe del desatasco.

Productos comerciales para desatascar el lavabo

Existen en el mercado una variedad de productos comerciales que pueden ser muy útiles a la hora de desatascar un lavabo. Estos productos están diseñados específicamente para eliminar obstrucciones en las tuberías y facilitar el flujo del agua. A continuación, se presentan dos tipos de productos comerciales que puedes considerar utilizar:

Desatascadores químicos

Los desatascadores químicos son productos formulados con sustancias químicas especiales que tienen la capacidad de disolver los residuos y obstrucciones presentes en las tuberías.

Estos productos suelen venir en forma líquida o en gel, y su aplicación es bastante sencilla. Basta con verter la cantidad recomendada del desatascador por el desagüe y dejar que actúe durante el tiempo indicado en las instrucciones del fabricante. Luego, se debe enjuagar con agua caliente para eliminar los restos.

Es importante leer y seguir las instrucciones del producto, así como tener precaución al manipular los desatascadores químicos, utilizando guantes y evitando el contacto directo con la piel y los ojos.

Desatascadores de ventosa

Los desatascadores de ventosa son herramientas muy efectivas para desatascar el lavabo. Estas ventosas cuentan con un mango largo y una copa de goma en la base, que se adhiere al desagüe del lavabo. Para utilizarlo, se debe colocar la ventosa sobre el desagüe y realizar movimientos de empuje y succión de forma repetida y enérgica. Esto generará un vacío que ayudará a desalojar la obstrucción y permitirá que el agua fluya correctamente.

Es importante asegurarse de que la ventosa esté bien sellada alrededor del desagüe para obtener mejores resultados. Los desatascadores de ventosa son fáciles de usar, económicos y una opción segura sin la necesidad de utilizar productos químicos.

Estos son solo dos ejemplos de productos comerciales que puedes encontrar en el mercado para desatascar un lavabo. Recuerda que cada producto puede tener sus propias instrucciones de uso y precauciones, por lo que es importante leer y seguir las indicaciones del fabricante.

Elige el producto que mejor se adapte a tus necesidades y sigue las recomendaciones para lograr un desatasco eficiente y seguro en tu lavabo.

Desatascar un lavabo paso a paso

El primer paso para desatascar un lavabo es abrir el sifón. Para ello, es posible que necesites una llave ajustable de fontanero. Coloca un cubo o recipiente debajo del sifón para recoger el agua residual. Afloja lentamente la tuerca que sujeta el sifón en su lugar, asegurándote de no hacerlo completamente. Una vez suelta, gira el sifón hacia abajo para vaciar su contenido y retirar cualquier obstrucción visible.

Limpiar y desenroscar el desagüe del sifón

Una vez que hayas abierto el sifón, es hora de limpiar y desenroscar el desagüe. Utiliza un cepillo o un paño para limpiar el interior del desagüe y retirar cualquier residuo acumulado. A continuación, desenrosca el tapón del desagüe en sentido contrario a las agujas del reloj. Inspecciona el tapón y límpialo de ser necesario.

Utilizar un émbolo de muelle para eliminar el atasco

Si tras abrir el sifón y limpiar el desagüe aún persiste el atasco, es momento de utilizar un émbolo de muelle. Inserta el émbolo en el desagüe y comienza a empujar y jalar de manera vigorosa. Esto creará presión y succión para desalojar cualquier obstrucción. Realiza movimientos repetitivos hasta que notes que el agua comienza a drenar correctamente.

Mantenimiento y prevención de obstrucciones en el lavabo

Eliminación del cabello y restos de jabón

Uno de los principales causantes de obstrucciones en el lavabo es la acumulación de cabello y residuos de jabón. Para prevenir esto, es importante seguir estas medidas:

  • Colocar protectores de desagüe para atrapar el cabello antes de que llegue a la tubería.
  • Limpiar regularmente estos protectores y eliminar el cabello acumulado.
  • Evitar que los restos de jabón y grasas se acumulen en el lavabo, enjuagándolo adecuadamente y limpiándolo con regularidad

Uso periódico de desatascador químico

Además de mantener el lavabo limpio, es recomendable utilizar un desatascador químico de forma periódica como medida preventiva. Estos productos ayudan a disolver posibles acumulaciones de residuos y evitan la formación de obstrucciones. Sigue siempre las instrucciones de uso recomendadas por el fabricante y ten en cuenta las precauciones necesarias.

Limpieza regular del lavabo con productos adecuados

Realizar una limpieza regular del lavabo con productos específicos es esencial para prevenir obstrucciones. Existen limpiadores específicos para sanitarios que te ayudarán a mantenerlo libre de depósitos y residuos. Asegúrate de utilizarlos correctamente, siguiendo las indicaciones del fabricante.

Siguiendo estas recomendaciones y manteniendo una rutina de limpieza adecuada, podrás prevenir obstrucciones en el lavabo y asegurar su buen funcionamiento a lo largo del tiempo.

Deja un comentario